Con las  compañías aéreas de bajo coste te puede pasar dos cosas; o que el vuelo te salga muy barato, o todo lo contrario por haber contratado servicios adicionales. No se ha tardado en parodiar los servicios a bordo de estas compañías aéreas:

De todos modos, estas ridiculeces han servido en ocasiones para hacer marketing. Si os digo las siguentes informaciones que se dieron, sabrán de qué compañía aérea hablo, y eso que no las llegaron a realizar:
-Cobrar por ir en avión al baño.
-Cobrar por sobrepeso a las personas obesas.
-Crear una zona en el avión para ir de pie, cuyo ticket es más barato.

Con razón un día tuve un lapsus -esto es cierto- y dije “Corre que vamos a perder el aerobús”.