Hablamos de turismo vuelve a la carga para seguir compartiendo información de interés para la promoción del mundo del turismo.

Hoy presentamos un ejemplo que consideramos curioso e interesante: un hotel que impresiona por la interiorización de los medios sociales que han desarrollado en su actividad diaria. El Hotel The Westin Bayshore, de Vancouver.

En el caso (posteado originalmente en inglés por Katie Lance en Future of Real Estate Marketing), el hotel prestó atención  a uno de los eventos que se iban a celebrar en sus instalaciones (sobre tecnología), a través de comentarios de bienvenida en Tweeter.

La siguiente sorpresa fueron las galletitas que se encontró la sorprendida cliente en su habitación:

Mensaje de bienvenida muy social

Mensaje de bienvenida muy social

¡¡El logo de Facebook, twitter y un código QR!! Qué imaginación, normal que Katie se haya quedado impresionada y mas aún cuando al escanear el código recibió un mensaje de bienvenida del hotel en el que además le deseaban suerte en la intervención pública que iba a realizar.

Mensaje recibido en el móvil con el código QR

Mensaje recibido en el móvil con el código QR

Las consecuencias fueron que todos los huéspedes se hicieron eco de tan impresionante y social bienvenida, en Twitter, Buzz…

Algunos de ellos contaban con una gran número de seguidores en Twitter (entre 5.000 y 14.000), lo que se tradujo a que, en pocos minutos, cerca de 30.000 personas tenían noticias de lo que el hotel The Westin Bayshore estaba haciendo.

Conociendo esta experiencia vemos cómo, con un poco de imaginación, podemos conseguir que un buen número de personas estén al tanto de su experiencia en un hotel.

¿Os imagináis lo que hubiera tenido que pagar el Westin Bayshore para llegar a tantos oidos? Gracias a los medios sociales consiguieron un efecto viral increíble.

La principal conclusión que extraemos de esta historia es que debemos cuidar nuestro aspecto social tanto como hacemos con el cara al cara con el cliente, ambas esferas deben complementarse, no ser independientes una de la otra.

Os recomendamos considerar el siguiente ejemplo si queréis ver cómo conseguir una integración real de Facebook en el día a día de vuestra empresa.